Blog

El trial es una de las disciplinas más antiguas del mundo del motor. Se inicia en Escocia en 1909, cuando el Motor Club de Edimburgo convoca una competición para coches y motos de 5 días, en los que los participantes debían cubrir 1.600 km de campo a través y en las que había que pasar algunas zonas de especial dificultad. La prueba tuvo un gran éxito y en 1911 se amplía a 6 días y se empieza a llamar los Scottish Six Days, ya centrada sólo en las motos.

Y durante muchos años, los Scottish fueron coto casi exclusivo de pilotos británicos y en el que sólo participaban pesadas motos de 4T de carretera cada vez más adaptadas a la prueba. Así fué hasta principios de los años 60…hasta ese momento, era la época de las BSA, Velocette, Royal Enfield, Rudge, Ariel, Norton, Matchless o Triumph.

 .BSA Trial de 1960

Las pruebas de trial cruzaron el canal y se extendieron a otros países de Europa. En 1965 se crea campeonato del mundo de Trial, que gana como no, un inglés (Don Smith) con una Greeves. Este campeonato duró 4 años y fue sustituido por el Campeonato de Europa, en 1968.

Y en 1968 desembarcan las motos españolas: primero Sammy Miller con Bultaco y luego Mick Andrews con Ossa acabaronn con las pesadas y poco adaptadas 4T británicas y se inicia la dominación de las marcas españolas, ligeras y efectivas 2T que todos los pilotos adoptan.

 Mick Andrews en una publicidad de la OSSA MAR

Martin Lampkin y Malcolm Rathmel con Bultaco siguen ganando el Europeo, que vuelve a ser campeonato del mundo en 1975.

Y a partir de ese año, Montesa y sobre todo Bultaco dominan el mundial con Vesterinen, Schreiber y Karlsson. Se incorporan otras marcas italianas como Fantic, SWM o Beta que se posicionan como el relevo de Bultaco y Montesa, que como industria ya están agonizantes.

Y en 1982 llega Eddy Lejeune con una Honda de Trial de 4T y se impone durante 3 años consecutivos: parecía impensable, pero una 4T rompía la hegemonía de las 2T dominadoras. Sólo fueron 3 años, ninguna moto de 4T ha vuelto a ganar el mundial.

Desaparecidas las marcas tradicionales españolas, el mundial es cosa de Fantic, Beta e incluso Aprilia. Hasta que en 1989 aparece Jordi Tarres (1er campeón del mundo español de Trial) y se hace con el dominio del mundial durante 7 años, primero con Beta y luego con la española Gas Gas. Marc Colomer, con Montesa-Honda rompe la hegemonía por 1 año y Douggie Lampkin (hijo de Martin Lampkin) inicia su dominación (otros 7 años) primero con Beta y luego con Montesa- Honda. 2 años de Adam Raga, de nuevo con Gas Gas y en el año 2007 desembarca en el mundial el más bestia y dominador piloto en esta disciplina: Toni Bou, con Montesa-Honda gana consecutivamente los mundiales de 2007 y sucesivos hasta 2018.

 Toni Bou, nuestro multicampeón de Trial

No sólo eso, los mundiales de la nueva categoría de Trial indoor, iniciada en 1993 y que ganaron antes Ahvala, Cabestany, Colomer, Raga y Lampkin ven a Toni Bou como un nuevo dominador, de nuevo desde el 2007 hasta el 2018.

Es decir, 24 mundiales del tirón, a los que hay que sumar 10 campeonatos de España (entre 2006 y 2018), otros 10 campeonatos de España indoor (entre 2008 y 2017) y 27 victorias en el trial de las Naciones entre Trial y Trial Indoor.

Piloto con el cuerpo. Me permite controlar mejor la moto; todo lo que puedas hacer con la moto sin tirar de motor te hace manejar mejor la situación. Cuanto más control, menos errores cometes. Así es como se ganan las carreras”. Toni Bou está marcando una época en el trial y dado que su dominación no ha terminado, nadie sabe donde puede llegar.

Aunque el lo tiene claro “La suerte es que me encanta lo que hago. Conservo ese egoísmo de querer ganar sí o sí de cuando era pequeño. Pero sí que cuando empezamos en enero es un palo pensar en que hay que luchar para conseguir, como mucho, lo que he logrado en los últimos doce años. Seguro que seré más noticia cuando no gane. Llevo evitando esa noticia desde el séptimo mundial. Mis rivales trabajan mucho para pillarme y yo mucho, mucho para que no me pillen. Pero mi margen de mejora cada vez es más pequeño. Ese día llegará. No queda mucho

Con 33 años, aún le queda cuerda. Sigue estando en forma. No es previsible que este año 2019 pierda alguno de los 2 mundiales salvo lesión, así que imaginamos que este enorme piloto seguirá rompiendo records.

El motociclismo español le debe mucho al trial: primero porque encumbró a las marcas españolas Bultaco y Montesa (Ossa sólo al principio con Mich Andrews) y más tarde a Gas Gas a la élite de una disciplina mundial, y luego porque ha coronado a muchos pilotos españoles como Cabestany (1 mundial indoor), Colomer (4 mundiales, 3 de ellos indoor), Raga (6 mundiales, 4 de ellos indoor) y finalmente a Tarres (7 mundiales) y sobre todo y ahora, el grandísimo Toni Bou (24 mundiales, la mitad de ellos indoor) del que todavía no le vemos el final.

Después de tantos años sigue con ganas de ganar. Yo también he sido corredor y siempre puedes tener un mal día. Él, en cambio, siempre está al 100%. Además, es valiente; aparentemente, no tiene miedo a nada y ni siquiera se ha hecho conservador con la edad”. Lo dice Jordi Tarrés.

El trial sigue hablando español…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario